10 consejos sobre zapatos para embarazadas

Anteriormente, en un post sobre regalos para embarazadas, mencionamos el calzado como una excelente opción para quienes transitan el último trimestre y hemos recibido muchas consultas sobre cuáles son los modelos de zapatos más recomendados.

Así que, para responder a sus consultas, les dejamos un análisis mas extenso, que esperamos puedan despejar todas las dudas sobre el tema, y tengan en cuenta qué factores son importantes al momento de adquirir un par de zapatos cómodos y seguros para las futuras mamás.

 

Elegir el calzado adecuado

Utilizar el calzado adecuado durante el embarazo es imprescindible, y el motivo es que durante el último periodo de embarazo, se incrementa la retención de líquidos produciendo grandes hinchazones en las piernas, que generan mucho dolor e incomodidad.

A ésto se le suma el peso y tamaño de la barriga, y además, debido a que el centro de gravedad cambia, se incrementa la dificultad que ésto conlleva para moverse con soltura.

Un calzado mal elegido trae consecuencias realmente indeseables, desde molestias leves y dolores en tobillos y de pies, y en consecuencia de espalda, hasta riesgos más peligrosos como torceduras, resbalones o caídas.

 

Tips a tener en cuenta a la hora de elegir un calzado

  • Horma ancha: garantizan el soporte total del peso, dado que aumentan la base de apoyo.
  • Punta redonda u ovalada: son los tipos de punta perfecta, pues proporciona un mayor confort y soporte.
  • Tacón medio: la altura ideal del tacón debe oscilar entre los 2cm y 4cm para que no esté comprometida la estabilidad, al tiempo que ayudan a un buen descanso del pie y la columna. Ten presente que un zapato plano puede aumentar la inestabilidad, ya que provoca la elongación del talón de Aquiles.
  • Tejidos suaves: escoge material semisintético o natural,  pues poseen cierta flexibilidad que permiten una mejor adaptación con la forma del pie.
  • Cordones: Puedes escoger entre varias opciones que se adaptarán mucho mejor para el tercer trimestre, ya sean correas anchas que ajustan el pie detrás, tiras o elásticos anchos, o bien con cierres o ajustes de velcro.

 

5 cosas que debes evitar en el calzado:

  1. Zapatos con tacones muy altos y finos: la estabilidad en la pisada debe permitir caminar libremente.
  2. En invierno: las botas altas que presionen tobillos y pantorrillas provocarán un aumento en los dolores e hinchazón.
  3. Sandalias de suela plana o suela fina: el grosor no es el suficiente como para absorber el impacto de la pisada.
  4. Sandalias con tiras finas de agarre: éstas estrangularán el pie cansado e hinchado, provocando dolores de gran intensidad.
  5. Calzado abierto: ya que provoca que el pie se deslice más y pueden provocarse caídas.

 

Modelos de calzado recomendado

  • Sandalias
  • Clogs o Crocs
  • Chanclas
  • Plataformas
  • Mocasines
  • Deportivas

No pierdas tu estilo

Si tienes en cuenta todo lo que se debe evitar, ya estarás lista para elegir entre una variedad muy grande de zapatos para cualquier ocasión. Seguramente tendrás algún evento al que asistir y quieras estar elegante, o tendrás un día de playa con la familia y precisarás algo más cómodo y fresco.

Recuerda que mantener tu estilo no significa dejar de estar cómoda y segura durante tu último período de gestación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar