5 pizzas saludables con vegetales

He estado consultando con amigas y colegas sobre mi transformación hacia una dieta más saludable y vegetariana. Y no podía dejar de pensar en una de mis debilidades de toda la vida, las pizzas.
¿Acaso iba a perderme de incorporar las pizzas con vegetales? Entre tantas y tantas recetas que me han hecho llegar, he decidido compartirles 5 de las que más me han gustado hasta el momento.
¡Espero que las disfruten tanto como lo he hecho yo!

Pizza saludable «sin TACC» con espinacas

Ingredientes

  • Masa de pizza sin gluten
  • Tomate triturado, 3 cucharadas soperas
  • Cebolla morada, 1 grande
  • Espinacas congeladas, para cubrir toda la superficie
  • 1/2 Pimiento verde
  • Queso, 200grs o al gusto
  • Champiñones, cantidad al gusto
  • Pimienta molida blanca o negra
  • Comino
  • Ajo en polvo
  • Albahaca
  • Pimentón dulce
  • Aceite oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Cogemos la masa y la pintamos con 3 cucharadas de tomate triturado, y luego el queso rallado (el que más les guste).
  2. Agregamos las espinacas congeladas, previamente picadas, y reservamos.
  3. Cortamos los champiñones en láminas, el pimiento en tacos, la cebolla en juliana.
  4. Doramos unos 12 minutos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal, pimienta, un poquito de comino, ajo en polvo, albahaca y pimentón dulce.
  5. Cuando las verduras estén listas esparcimos sobre la masa. Puedes agregarle más queso para gratinarlo.

 

Pizza de vegetales al wok

Ingredientes

(para 8 porciones)

  • 1 pizza precocida
  • 1 cebolla
  • 1 morrón rojo
  • 1 berenjena
  • 1 zapallito verde o zucchini
  • 1 zanahoria
  • Salsa para pizza o puré de tomate. Cantidad necesaria
  • Queso cremoso. Al gusto.
  • Aceite de Oliva Extra Virgen (AOEV)

Preparación

  1. Rehogar la cebolla y el morrón rojo en aceite, agregar puré de tomate y condimentos a gusto.
  2. Una vez lista la masa, y dándole la primera cocción pintamos la masa con la salsa. Reservamos.
  3. Colocar en un wok caliente un poquito de aceite de oliva extra virgen.
  4. Incorporar todas las verduras. La cebolla y el morrón cortados en juliana y los demás vegetales rallados.
  5. Rehogar moviendo el wok para conseguir una cocción pareja. Bastarán unos minutos para que esté listo.
  6. Agregar las verduras salteadas sobre la masa de pizza pintada y luego colocar el queso cremoso cortado en fetas.
  7. Llevamos al horno por unos diez minutos.

Pizza deliciosa con pesto y aguacate

Es una receta fácil de hacer, nutritiva y muy rica. Lista en sólo 30 minutos.

  • 1 pizza precocida
  • 3 cucharadas salsa de tomate
  • 200 grs queso mozarella
  • 2 cebollas
  • 1 morrón
  • 1 aguacate (palta)
  • 3 cucharadas salsa pesto
  • 2 cucharadas queso parmesano

Preparación:

  1. Incorporar el tomate a la prepizza y llevar a horno por 10 minutos.
  2. Agregar la mozarella y volver a hornear hasta que se derrita.
  3. Retirar del horno, incorporar la cebolla y el morrón previamente cortados en juliana y salteados con un chorro de aceite de oliva.
  4. Agregar la palta (para que evitar que se oxide, cortarla en el momento) cortada en gajos.
  5. Agregar el pesto y el queso parmesano.
  6. Llevar a horno por 5 minutos más.
    ¡A disfrutar!

Salsa pesto:

  • 50gr Albahaca, hojas
  • 1 Diente de ajo
  • 75gr Piñones o nueces
  • 50ml Aceite de oliva extra virgen

Para que tu pizza tenga más sabor, prepara el pesto con ingredientes frescos.
Utiliza hojas de albahaca frescas y bien escurridas.

  1. Por cada 50gr de albahaca coloca 1 diente de ajo, puedes agregarle piñones o nueces al gusto.
  2. Pica muy bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta y mézclalos con un chorro generoso de aceite de oliva extra virgen.
    ¡Obtendrás un pesto delicioso!

 

Pizza con champignones y crème fraîche

Ingredientes

  1. 1 pizza precocida
  2. pimiento verde
  3. pimiento rojo
  4. cebolla pequeña
  5. 1 bote de champiñones pequeños
  6. Crème fraîche (crema agria al estilo francés o fresh cream)
  7. Mozzarella rallada, cantidad al gusto

Preparación:

  1. Colocamos nuestra pizza en la bandeja que llevaremos al horno.
  2. Esparcimos la crème fraîche (les dejo la receta más abajo) y un poco de queso mozzarella.
  3. Troceamos los vegetales en juliana y los champiñones en láminas, y los ponemos por encima del queso. Sí, van crudos ya que se cocinarán directamente en el horno.
  4. Lo cubrimos todo con el queso restante y llevamos al horno bien caliente (210 grados aproximadamente) durante unos 20 minutos.
  5. Dejamos entibiar un poco y ya estará lista para comer.

 

Crème fraîche:

  • 2 tazas de crema de leche
  • 3 cucharadas de suero de mantequilla
  • 3 cucharadas de yogur
  • 240 ml de leche
  • 15 ml de vinagre blanco
Preparación
  1. Calentar la nata en una cacerola a fuego lento, sólo hasta que se caliente un poco, solo tibia, caliente al tacto, y retírela del fuego.
  2. Añadir el suero de mantequilla. La acidez y las bacterias presentes ayudarán a convertir la nata en Crema fresca.
  3. Deje que la crema fresca se espese, esta etapa tarda, así que para facilitarla pondremos la crema en un frasco de vidrio con tapa y lo dejamos a temperatura ambiente en un lugar cálido por 24 horas.
  4. Cada 6 u 8 horas debemos revolver la crema, para que la acción de los microorganismos sea lo más homogénea posible.
  5. Después de las 24 horas en una habitación cálida la crema aún no tendrá el espesor deseado.
  6. Se le debe dar un buen mezclado y ponerlo en el refrigerador durante las siguientes 24 horas.
  7. Con la ayuda de la temperatura de refrigeración, la crema continuará espesándose cada vez más.
  8. Después de 24 horas obtendrán la Crème Fraiche, con la textura y sabor que lo diferencian de otra cremas frescas.
  9. Para convertirla en una crema salada, sólo adicionarle un pequeño pellizco de sal.

Pizza veraniega con boconccini, rúcula y tomates cherry

¡Una pizza bien fresca y súper deliciosa!

  • 16 tomates cherry
  • 200 g de mozzarella bocconcini
  • Rúcula, cantidad al gusto
  • Sal de especias
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Lavamos muy bien las hojas de rúcula y los tomatitos cherry. Cortamos los tomates en rodajas, y reservamos.
  2. Cuando la masa de la pizza esté lista pintamos la superficie de la masa con aceite de oliva, vamos colocando las rodajas de tomate cherry y esparcimos algunas hojas de tomillo para perfumar, con el dedo índice vamos presionando ligeramente toda la superficie haciendo pequeñas hendiduras, dejando un espacio entre ellas.
  3. Cocinamos en el horno durante 20 minutos a 180º aproximadamente.
  4. Retiramos del horno, marcamos las porciones y colocamos en cada una de ellas las bolitas de mozzarella boconccini y las hojas de rúcula.
  5. Finalizamos con un chorrito de aceite de oliva.

Podemos servir inmediatamente o dejar que se enfríe un poco.

 

Recetita extra!

Puedes preparar tu propia sal con especias de tu agrado, aquí te dejo una opción que te servirá para muchísimas preparaciones.
El único requerimiento es que los ingredientes estén secos para evitar que se formen pequeños grumos en la mezcla.

 

Sal con especias

La proporción ideal es de una cucharadita de especias y 1/4 de taza de sal, ya que así será mucho más sencillo mezclarlos en el mortero.
Si decides utilizar hierbas frescas, puedes secarlas en el horno (a fuego lento, entre 70º a 100º), en el microondas o al aire libre.

Recuerda: lo importante es mezclar sin pulverizar los ingredientes. Cuando lo tengas todo, prueba el resultado y modifica en caso de necesitarlo.

  • 1/4 cucharadita de chile en polvo
  • 1/4 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de orégano (o polvo de hoja de orégano)
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1/4 taza de sal del Himalaya
  • 1 cucharadita de pimienta molida

Guarda la mezcla en un frasco hermético y deja que repose al menos un día antes de utilizarla. La intensidad de los sabores irá disminuyendo con el paso del tiempo, pero se podrá hacer uso de la sal con especias durante todo un año.

¡Utiliza tu creatividad a la hora de preparar tu sal especiada!
Romero, tomillo, salvia, estragón, pimienta rosa, pimienta verde, y todas las especias que se te ocurran pueden resultar un éxito. Todo dependerá de tu paladar y del tipo de platos en los que vayas a utilizarla.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar